Wednesday


Maybe you didn’t pay attention to the detail the last time when you were here. Your eyes spun for the ceiling and you didn’t see the courtyard’s light. But the windows are in a state of wonderful filth, from all the dust of works. Thus, when it rains, the first drop leaves yellow threads on the glass, the rain pealing on the courtyard brings a song. Love when it rains opens my heart. For the tears that I didn't shed. For the names that return to the memory without passport. For the hot melancholy. Because the echo awakes. Because love when it rains, somehow, brings me back and returns as a knot in the body, even though I am pretty alone as usual. And anybody cares where this love song began. Even though it was with the first raindrop.


Quizá no te fijaste en el detalle cuando estuvistes aquí la última vez. Los ojos te daban vueltas por el techo y no viste la luz del patio. Pero las ventanas están de un precioso guarro, con todo el polvo de las obras. Así, cuando llueve, las primeras gotas dejan hilos amarillos sobre el vidrio, el repique en el patio trae una canción. El amor cuando llueve se abre en mi corazón. Por las lágrimas que no derramé. Por los nombres que vuelven a la memoria sin pasaporte. Por la melancolía caliente. Porque el eco despierta. Porque el amor cuando llueve, de alguna manera, me devuelve y vuelve, como un nudo en el cuerpo, aunque esté tan solo como siempre. Y a nadie le importe dónde empezó esta canción de amor. Aunque fuera con la primera gota.
Post a Comment